La Asociación pide protección para los tejos de la Boya y Parabanes

La Asociación pide protección para los tejos de la Boya y Parabanes

Asociación

Ricardo Cordero Pando, con DNI nº 10.580.833-M, como Presidente de la Asociación, sin ánimo de lucro, conocida como "Molín de Adela", debidamente legalizada ante el Principado de Asturias e inscrita en el registro de Asociaciones del Ayuntamiento de Aller/Ayer, con CIF. G 74278300, y domicilio social en Agüeria/Güeria, nº 33, parroquia de Moreda/Morea, en el concejo de Aller/Ayer, a medio del presente escrito,

EXPONE :

Que esta Asociación es conocedora de lo acordado y solicitado por los Grupos Municipales del Ayuntamiento de Aller/Ayer, por distintas asociaciones alleranas, por entidades y asociaciones nacionales y regionales, de carácter conservacionista y ecologistas y, de manera particular por la Asociación de Amigos del Tejo, en apoyo de una figura de protección para ampliar el Parque de Las Ubiñas-La Mesa y en consecuencia, para que dentro del Parque se incluya el territorio de los montes de Las Canales de la Boya y Parabanes, así como en el LIC Aller/Ayer-L.lena.

Que avalan la protección que se solicita, numerosos estudios e informes, entre otros del elaborado por la Asociación Amigos del Tejo-Texu, en el año 2008, del que reproducimos el siguiente texto:

"... Varias son las razones que aconsejan la preservación de las cabeceras de Las Canales de la Boya y Perabanes.
Por una parte la elevada calidad natural de estos hayedos, caracterizados por una notable biodiversidad, una activa dinámica y por abrigar en su interior una importante población de tejos, que constituye uno de los hábitats considerados prioritarios por la Directiva 92/43/CEE de conservación de los hábitats, flora y fauna silvestre; hábitat que no se encuentra representado en los LICs que rodean la zona (el más inmediato el de Aller-Lena).
Por otra parte la enorme trascendencia que tiene la protección de las partes altas de las cuencas hidrográficas para la conservación de la dinámica natural de los tramos medios y bajos de los ríos, más aún en áreas de tan fuerte pendiente y suelos lábiles, propicios a los procesos erosivos que derivan en una importante pérdida de la calidad de las aguas y de los nichos y hábitats que una ribera bien conservada puede albergar, valores por los que este tramo bajo del río Negro ha sido declarado Lugar de Importancia Comunitaria.
Finalmente, la salvaguarda del paisaje y el medio natural orientados al aprovechamiento turístico, constituyen un importante recurso socio-económico emergente, trascendental para los pequeños núcleos de población locales que vienen perdiendo población día a día al abandonarse el aprovechamiento de recursos tradicionales como la ganadería o la explotación de las pequeñas minas existentes en el entorno.
Estas razones no solo justificarían la preservación de este notable conjunto natural, sino que muestran la clara vocación de este territorio como zona de deseable expansión futura de los LIC Aller-Lena y Ríos Aller y Negro completando al primero en lo biológico, al añadirle un nuevo hábitat prioritario poco representado en el conjunto regional y nacional, siempre con superficies pequeñas, y mejorando a ambos en lo dinámico y ecológico al asegurar la ampliación y mejor conservación del tramo bajo del río Negro.
La declaración como Monumento Natural de esta parte del territorio allerano debería ser un primer paso en el camino del reconocimiento de la alta calidad e importancia natural y ecológica de estas vertientes cantábricas en su camino hacia una futura inclusión en la Red Natura 2000 y en el asentamiento de la población de los núcleos rurales de cabecera que quedan en la actualidad gradualmente desprovistos de recursos y de población.
Tal como se puntaba estos días del mes de Julio de 2012, en la prensa especializada:
"La declaración de Las Ubiñas-La Mesa como reserva de la biosfera tiene una importancia que va más allá de las fronteras asturianas. Sí es cierto que se convertirá en la sexta zona con este grado de protección en el Principado, pero supondrá un espaldarazo decisivo para uno de los proyectos medioambientales más relevantes del país. Se trata de la creación de la Reserva de la Biosfera "Gran Cantábrica".

Es por ello, que no se podría entender que la montaña de Aller, que conforma el lindero norte de la Cordillera, quedase excluida de dicha protección, más allá de los estrictos espacios urbanizados, como son la urbanización de San Isidro y el complejo deportivo de Fuentes de Invierno.

Esta Asociación "Molín de Adela", atendiendo a los fines para los que fue creada, en reunión de la Junta general, adoptó, entre otros, el siguiente acuerdo :

Dirigir escritos al Ayuntamiento de Aller, a la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y a la Comisión de Peticiones de la Junta General dejando constancia de que desde esta Asociación, apoyamos y reclamamos una figura de protección para toda la montaña del Concejo de Aller, en colindancia con la vertiente sur de la cordillera y nos sumamos a las iniciativas de la Xunta Xeneral del Principau d'Asturies para ampliar el Parque de Las Ubiñas-La Mesa y en consecuencia, para que se tomen la iniciativas políticas necesarias para que se incluya el territorio de los montes de La Boya y Parabanes, así como el LIC Aller/Ayer-L.lena, dentro de la reserva de la Biosfera de la UNESCO.

En otro caso y a fin de adoptar las medidas preventivas de protección, solicitamos, que se estudie y se valore la creación del parque natural propio en el conceyu de Aller/Ayer, que comprenda la totalidad del Valle del Río Negro/Ríu Nigru o en su caso, la Decalración inmediata de Las Canales de la Boya – Perabanes como Monumento Natural,a los efectos previstos en los arts. 6.4, sobre Monumentos Naturales y art. 7.3, sobre Protección Preventiva de la Red de Espacios Naturales del Decreto 38/94, de 18 de mayo, PORNA.

En Güeria, a 14 de julio de 2012.
EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACION.